La integración de las distintas generaciones es la clave para asegurar una larga vida a una Pyme Familiar.

Las empresas intergeneracionales (o de multi generaciones) tienen mayor oportunidad de transformarse, crecer y ser exitosas que aquellas lideradas por una sola generación.

Entender cómo funciona cada generación, nos da pistas para lograr la integración sin que ello se convierta en una insatisfacción para quienes deben atravesar el proceso de integrar las distintas generaciones que conviven dentro de la empresa..

De por sí ya es un reto lograr la continuidad de un negocio a lo largo de los años, pero esto se agrava en una empresa familiar multigeneracional, donde cada grupo tiene una forma de pensar, actuar y entender la vida.

Esta es la realidad actual de muchas empresas familiares y por eso en este post te contaré sobre:

  1. 1
    A qué se denomina “generaciones”.
  2. 2
    Cuáles son las diferentes generaciones y las características de cada una.
  3. 3
    Cómo impactan las distintas generaciones en el mundo del trabajo y en tu pyme familiar, y además...
  4. 4
    Cómo lograr la integración generacional.

Es esencial comprender los rasgos de cada generación, las diferentes perspectivas que pueden aportar, como piensan y actúan estos grupos generacionales. De esta forma potenciar lo que cada uno puede aportar en pos del éxito y la continuidad de la empresa.

Una breve introducción sobre “generaciones”.

La división por generaciones surge desde el marketing, analizando las conductas de consumo que están asociadas a la realidad del contexto del momento.

Es importante que puedas comprender que la sociedad se desarrolla y transcurre en un movimiento pendular. Se mueve de un extremo a otro buscando un equilibrio en base a su experiencia propia, pasada y actual. También, en base a las expectativas, no sólo de la persona sino del planeta también.

Las generaciones en la empresa familiar.

Si vamos al contexto de la pyme familiar podemos ver que a lo largo del tiempo se ha ido mutando. Por ejemplo, ya los hijos no ingresan en el puesto más básico de la empresa para hacer carrera, “pagando un derecho de piso”.

En lo organizativo y con la incorporación de la tecnología se pasó del excel a los sistemas de gestión. Incluso en la selección de personal, antes se valoraba que tuviera una larga trayectoria en la misma empresa y hoy es diferente.

Esto exige que la dirección de la pyme familiar esté activa y receptiva de los cambios. 

Cuando trabajo con una pyme familiar, busco entender cuál es su modo de pensar para luego entender cómo implementar los cambios necesarios.

Todo permanece en un cambio eterno, esto es clave para comprender cómo integrar el tema generacional a las empresas. Más aún en las empresas familiares donde la generación será uno de los puntos claves para la trascendencia.

Cada una de las diferentes generaciones tiene visiones del mundo en general, y en concreto manifiesta diferentes preferencias a la hora de elegir en qué empresa trabajar.

En la pyme familiar estas condiciones exigen una atención particular. La pyme familiar debería ser atractiva para las diferentes generaciones y no siempre sucede así.

Ello pone en riesgo muchas veces la continuidad de la pyme familiar.

Veamos como aplica.

Las diferentes generaciones, sus características y sus impactos en la pyme familiar.

Todos pertenecemos a una generación de acuerdo al año en que hemos nacido. Aunque quizás te suenen más la generación "baby-boomer" o la "millennial", actualmente existen 6 generaciones. 

A continuación verás los puntos más característicos de cada generación y qué impactos generan estas características en la empresa familiar.

Generación "builders".

La generación builders, también llamada generación  fundadora, incluye a los nacidos hasta 1945. 

Esta generación ha trabajado para consolidar su capital económico (casa, auto, vacaciones, etc.), formar una familia, incrementar su calidad de vida y proveer de estudios a sus hijos.

En la pyme familiar lo vemos claramente en la generación fundadora de la empresa, más allá de la edad que tenga la persona que inició el negocio.

Los primeros años de desarrollo de la pyme familiar, las decisiones se concentran en consolidar el negocio y reinvertir toda la ganancia para crecer.

En la empresa familiar, se relaciona el crecimiento con la trayectoria en el tiempo, es decir que llegar a una gerencia es cuestión de años y no de la capacidad o competencias de las personas.  La antigüedad (trayectoria) es lo determinante, y en tal sentido el ritmo del cambio ocurre del mismo modo.

A la experiencia la da el tiempo. Por ello no cambiarán de empresa, es casi un mandato, más allá de sus intereses o “sueños” personales. 

A los fundadores de las pymes familiares les cuesta ceder espacio, porque la empresa es un hijo más. Además, porque creen, en su inconsciente, que nadie puede cuidar del negocio como ellos.

Esto genera un conflicto con los sucesores que tienen nuevas ideas que implementar.

Para integrar a las distintas generaciones se trabaja en el desarrollo de espacios de mentoría para los fundadores. Es una herramienta que servirá para la transición generacional.

El líder de la pyme familiar basa su estructura de trabajo en la confianza, por lo que es normal que la estructura piramidal sea más vertical, es parte de su modo de pensamiento.

Por eso normalmente no acepta compartir el poder con los sucesores. La transición sucede más lentamente.

Ahorro, paciencia y aceptación.

Esta generación se destaca por el ahorro, la paciencia y la aceptación. También por el sufrimiento a causas de pérdidas, sean éstas por la guerra o como resultado de extensas crisis económicas. Todo lo que ganan se reinvierte y solo si no se ven amenazados por una crisis se permiten algunos gastos.

Vienen de una sociedad de crisis económica donde todo logro equivale a un gran esfuerzo, sobre todo físico. Por lo que el instinto de conservación será parte de su modelo de negocio: acaparar capital, gastar lo menos posible, no endeudarse por fuera de la empresa e invertir en bienes de capital. También trabajar largas horas, tanto los líderes como los empleados.

Generaciones Empresa Familiar

Los fundadores de pymes familiares tienen como valor principal la lealtad, entendida como la disposición de todos de estar al servicio del fundador y de la empresa. Esto es importante porque la evaluación de desempeño pasa por ahí, versus las competencias de negocios.

La ineficiencia de los puestos hace que las estructuras se consoliden en forma piramidal.

Por ejemplo, si solo me baso en la lealtad y confianza personal voy a dar ascensos a personas que no necesariamente tengan un perfil para ese puesto. Por lo tanto, necesitará de más personas que lo hagan sostenible.

Pasa a menudo cuando consideramos que un buen vendedor puede ser un buen gerente, esto no es lineal.

En la actualidad este modelo de pensamiento sigue vigente cuando transitan la etapa fundacional del negocio, sobre todo en los emprendedores industriales que desarrollan producción.

Generación "baby boomers".

La generación de los baby boomers incluye a las personas nacidas entre 1946 y 1964.

Esta generación ha trabajado incorporando el concepto de meritocracia dada por la formación. Se trata de personas altamente formadas que pujarán por crecer de manera más rápida.

En la pyme familiar se los reconoce por ser quienes más han sufrido la transición generacional.

Vienen de padres que entendían que la carrera profesional inicia “barriendo en la fábrica”, aún viniendo con una formación universitaria.

Son hijos de una generación que ya les dejó un trabajo, una carrera y una posición socioeconómica. El estudio y la formación de posgrado son, quizás, unos de los valores agregados de esta generación.

En el ámbito organizacional y con el gran desarrollo formativo, comienzan a surgir análisis de la realidad organizacional vinculados a lo que posteriormente conformaría el área de RRHH.  Se empieza a dar lugar a las opiniones de las personas con quienes trabajan.

Esta generación en la pyme familiar, es la que va a valerse de las nuevas formas de relacionarse con los empleados para crecer en el negocio. Son los que debieron convencer a los trabajadores que no solo son “hijos del dueño”.

Las competencias técnicas serán el factor clave de su crecimiento dentro de la empresa. También será la manera en que midan a sus empleados, buscando aquellos que mayor formación tengan.

El saber hacer y el manejo de relaciones dentro del ámbito laboral, será lo que destacará a esta generación en el trabajo.

Surge el trabajo en equipo y la conciencia de un otro competente para poder mejorar la gestión. El éxito es personal, pero gracias al equipo que apoya.

La generación más flexible.

La generación de los baby boomers son más flexibles en su forma de pensar.

Esta generación, que nació en la época del boom de nacimientos en la posguerra y que se desarrolló de la mano del movimiento hippie, tiene un modelo de pensamiento más flexible que el anterior, sin romper la estructura laboral en la que trabaja.

En las pymes familiares el mundo del trabajo va a estar definido por la formación tanto para familiares como no familiares.

La generación que integra a la mujer al mundo laboral.

Durante esta generación se da la incorporación de la mujer al mundo del trabajo. Fue de manera incipiente y con alta resistencia real, sin embargo, la promoción de valores, entre ellos la igualdad, comienza con la revalorización de la mujer que empieza a tener un mayor protagonismo. La pyme familiar ha evolucionado mucho en este sentido.

Antiguamente, la mujer tenía por mandato que ocuparse de la casa y de los hijos. Evidenciando una confusión de roles entre familia y empresa.

En la actualidad mucho de esto ha quedado en el pasado, hay una mayor participación de la mujer en la empresa de la familia.

En este sentido el acompañamiento de un consultor externo permite dimensionar cuando hay confusión de ámbitos para que se ordene y la empresa aproveche el potencial de los familiares en la gestión empresarial.

La excelencia en los negocios es su éxito, son los líderes que están a cargo de las grandes corporaciones en la actualidad. El trabajo en equipo es su mayor logro, resultado de la permanencia y de la adaptación al medio.

Un problema que se da con el surgimiento y éxito de las grandes corporaciones, es que esta generación ha querido incorporar muchas de las prácticas corporativas a la pyme familiar.

Cuando esto ocurre sin la correspondiente adaptación a la realidad de la pyme familiar, ocurren fracasos en las acciones y mayor estrés ya que ante la dirección no se ve valorado.

Será esta generación junto con la generación X, las que mayor necesidad de reconocimiento demanden hacia todas las demás generaciones. Viven el desgaste de tener que ser excelentes y exitosos en todo (empresa, familia y vida personal). 

Generación X.

La generación X son los nacidos entre 1965 y 1980.

Muestran un estado de transición e incertidumbre.

Viven en el momento de la incorporación de tecnología, junto con la Tercera Revolución Industrial.

Son también partícipes de las grandes caídas de paradigmas, como el muro de Berlín o el final de la Guerra Fría. Estructuras rígidas que caen y dan lugar a otras con alta flexibilidad, difíciles de contener, como lo es internet, las nuevas tecnologías y su impacto en el mundo laboral.

En la casa se produce un cambio de atención, ahora el foco está también en la familia, en búsqueda de participar de la vida familiar tanto como la laboral.

Generación

En la pyme familiar aparece junto con esta generación la ruptura del mandato que indica que sí o sí los hijos deben trabajar en la empresa de la familia.

Esto se vive de manera conflictiva en el vínculo. Tanto sea porque el hijo se queda a trabajar en la empresa sin quererlo. O sea que decide trabajar en otra empresa.

Nuevamente se da esa confusión entre el ámbito del vínculo familiar y la gestión empresarial.

La generación X es más libre.

Son los que van a tener a temprana edad las llaves de su casa, y con ello un mundo de libertad y autonomía que va a ser el rector de su vida.

Son renegados de las reglas estancas y los rodea cierta ansiedad derivada de la expectativa de crecimiento. Serán quienes rompen el molde y comiencen a “saltar” de organización en organización para llegar más rápido a la cima empresarial. Serán quienes trabajen sin descanso para alcanzar sus metas individuales.

En la pyme familiar son quienes van a elegir pertenecer.

Esta generación quiere estar en la pyme familiar aunque considerará antes otras opciones y experiencias. Necesita ser su propio líder y tener sus propios logros, antes de dedicarse a pleno a la empresa.

Los aleja de la empresa familiar el hecho de hacer una carrera profesional y de tener sus ingresos personales. Sus aspiraciones son inmediatas y en la empresa familiar será muy difícil que lo logre, porque es probable que el fundador aún tenga muchos años antes de ceder el mando.

Son los que también van a preferir que sus hijos tengan otras experiencias antes de incorporarse al negocio de la familia.

La generación de "workaholics".

La ruptura con el concepto de trabajo tradicional, dio inicio a un cambio de paradigma: ya no trabajan en la misma empresa toda la vida, el trabajo se vuelve flexible, se trabaja en el marco organizativo y fuera de él, en horario laboral y fuera de él. Teniendo como consecuencia (negativa) el surgimiento del concepto “workaholic” (adicción al trabajo). 

Su objetivo es llegar rápido a sus metas y retirarse con todo lo conseguido, antes (en edad) para disfrutar.

El objetivo laboral se traslada a un objetivo personal: aumentar su calidad de vida y equilibrar la vida profesional con la vida laboral.

La generación X y su relación con la familia.

A diferencia de sus padres, es una generación que tiene a la familia como prioridad. Estar presentes en la vida de sus hijos es un aspecto que no será comprendido muchas veces por su padre.

En la pyme familiar es visto como falta de compromiso y ello genera conflictos que son necesarios de anticipar para gestionarlos.

En los procesos que me tocó acompañar esto sucede a menudo. Hemos trabajado alineando expectativas para que ello no sea un conflicto, porque en definitiva ambas posiciones son atendibles.

Esta nueva manera de comprender el trabajo desestabilizó el orden que mantenía hasta el momento la estructura laboral general de las pymes familiares.

Además, dio lugar a nuevas maneras de relaciones laborales con foco en múltiples variables.

El comienzo del horario flexible.

Aparece el concepto de horarios flexibles, ya que como trabajadores promueven el logro de resultados. Esto hace que se desdibujen los límites de hasta dónde se llega, sumando la tecnología, la introducción de los e-mails y los teléfonos inteligentes.

En la empresa familiar, es la generación que viene a redefinir el negocio: por un lado flexibilidad horaria en el sentido de ingreso y permanencia física en la empresa por parte de los dueños.. Por otro lado “full life”, es decir trabajo todo el día sin distinción de horarios y días de descanso.

Comienza a tomar otra dimensión lo laboral. La convicción es siempre la misma, lograr el mayor resultado posible en el menor tiempo.

Esta situación en la pyme familiar puede generar insatisfacción por ser incompatible. Es decir, que cuando la generación X propone alguna idea espera que se concrete de inmediato esperando resultados ya. Muchas veces esto deriva en frustraciones que luego hay que trabajar para lograr esas metas deseadas.

La decisión de irse de la empresa muchas veces está asociada al deseo de logros y decisiones autónomas.  Por eso serán los creadores de sus propios negocios. Esto les permite desarrollarse y crecer con la convicción de que todo es posible.

Generación Y (millennial) & Generación Z (centennial).

La generación Y (millennial) son los nacidos entre 1980 y 2000, y la generación Z (centennial) son los nacidos entre 2000 y 2010.

Generación

Generación

Estas generaciones son las consideradas nativas digitales, porque nacieron en el momento donde se da la explosión tecnológica y son la mayor población laboral del mundo.

Comparten la particularidad de vivir para ser felices y diseñan su vida para ello.  Viven “el aquí y el ahora” como parte del proceso y del proyecto a futuro. Todo es una construcción que se vive de a momentos inolvidables.

De allí que esta generación decide dónde trabajar, y sólo acepta condiciones dependiendo de qué le aporta el trabajo. Este aporte puede ser satisfacción, por lo cual el peso monetario deja de ser prioritario. O por necesidad, donde el foco será lo salarial, entendiendo que ese salario aporta a sus objetivos personales.

De lo anterior se desprende una de las cuestiones que más preocupa hoy a las áreas de RRHH en las organizaciones.

Esta realidad que viven todas las empresas, en la pyme familiar se da con mayor frecuencia y por lo tanto genera escenarios diferentes en cuanto a la comprensión de esta situación.

Por ejemplo, se da a menudo que los hijos Y o Z van elegir vincularse a la empresa más tarde, ya está naturalizada la idea de poder tener experiencias fuera de la empresa familiar.

En la consultoría sistémica trabajamos para formalizar los espacios de participación en la pyme familiar. De manera que esta generación tenga los canales adecuados para ser parte de la empresa.

Un desafío de la pyme familiar es justamente aprender a lidiar con las expectativas de los más jóvenes de manera que siga siendo atractivo quedarse en la empresa de la familia.

Millennials y centennials, las dos generaciones que buscan aportar y construir.

Hoy, la decisión de quedarse a trabajar no pasa únicamente por el factor salarial. Influyen el clima de trabajo, los valores de la empresa y la oportunidad de desarrollo. También es importante poder aportar y construir conocimiento. Este desafío se plantea a nivel estructural del negocio y afecta de manera transversal.

La pyme familiar viene de experiencias donde las generaciones nuevas no tuvieron lugar para aportar, por lo que la llegada de esta generación será más receptiva y empática.

Destacan por su impronta irreverente y su curiosidad por aprender “un poco de todo”.

En el ámbito laboral se relacionan de igual a igual, entendiendo el mundo del trabajo como un espacio para aprender y enseñar.

Tendrán una excelente relación con los baby boomers que entendieron el concepto de colaboración.

Sin embargo, van a ser estigmatizados por estas mismas características, porque justamente son juzgados por un modelo laboral antiguo que pronto quedará fuera de circuito.

Las generaciones no convencionales.

Vienen de familias donde ambos padres trabajan. Nacieron en épocas de prosperidad económica, donde han tenido independencia desde temprana edad y acceso libre a toda la tecnología.

Esta realidad familiar se va a trasladar a la pyme. Buscan tener el mismo tipo de relación. No distinguen la formalidad de los ámbitos, así es su forma de vida.

Dentro de las pymes familiares de estructura convencional estas personalidades hacen ruido más para los empleados que para la familia.

Vuelven los preconceptos de “hijo del dueño” cuestionando sus habilidades y competencias. Es cierto que hay un modelo de trabajo que no se relaciona con lo lineal.

Sin embargo, serán los promotores de las grandes transformaciones de este siglo, haciendo que la pyme familiar continúe vigente, adaptándose a las nuevas demandas.

Las generaciones más comprometidas con el medioambiente.

Estas generaciones Y y Z son defensoras de la naturaleza y proactivas en todo tipo de movimientos sociales en pos de la defensa de temas que consideran de su interés.

Sus características en lo particular, han movilizado el mercado de trabajo y la manera de gestionar al factor humano en las empresas. La razón de ello es que su foco no está puesto en el lugar de trabajo, por lo tanto, las empresas deben generar espacios atractivos para que estos perfiles se sientan atraídos y luego deben motivarlos a quedarse.

Hoy las pymes familiares están frente a un desafío muy grande para la continuidad. Las nuevas generaciones demandan cambios que implican hasta la modificación de los sistemas productivos.

Cada vez más los jóvenes exigen a sus padres que comiencen un camino de cambio orientando el sentido de los negocios hacia formas más amigables con el medioambiente.

El concepto de exigencia tiene que ver con la coherencia de estas nuevas generaciones. Es decir, si están a favor del cambio climático, esperan que la empresa de su familia se oriente a ello y apoyen esta causa cuidando la manera en que producen bienes por ejemplo.

Generación alpha.

La generación alpha incluye a los nacidos a partir de 2010.

Es la generación que no conoce nada más que lo digital. Si bien no están aún en el mundo laboral, la característica principal es que ellos  van a conocer el mundo a través de la pantalla.

Su vida estará signada por la vida digital. Serán activistas en temas sociales y medioambientales. Ello hace que optimicen el uso de la tecnología para mejorar las condiciones del planeta.

Generación

Sin embargo, tiene un costado negativo, y es que al conocer todo a través de una pantalla tendrán una manera de acceder al conocimiento que no considera el pensamiento experimental.

Hasta aquí has visto un resumen de las características que destacan en la división generacional, todas ellas basadas en la trayectoria de vida, la educación y el consumo.

Podemos agregar que en general todas las personas tienen rasgos compartidos con otras generaciones, y más aún, dependiendo de su realidad geográfica y el acceso a recursos, el hecho de responder a los patrones definidos.

A pesar de ello, es interesante el abordaje generacional para entender las dinámicas de interacción relacional y laboral en el marco de las pymes familiares.

El desafío actual es lograr la sinergia entre las generaciones que deben convivir en el mismo espacio de trabajo, independiente de la edad que tengan.

Cómo integrar las diferentes generaciones en la pyme familiar.

Podemos profundizar en lo relacional entre generaciones y destacar 3 puntos importantes:

1- Baby Boomers & Generaciones Y y Z

  • Los baby boomers tienen incorporado el concepto de trabajo en equipo, por lo cual pueden compartir instancias de este tipo con los millennials (Y) y centennials (Z).

Los actuales gerentes de las pymes familiares, en su mayoría son Baby Boomers, relacionándose con hijos o nietos de las generaciones más jóvenes.

Un punto positivo es que ambas generaciones quieren trabajar de manera colaborativa en la construcción de lo que se proyecta. Además, ambos tienen aprendizajes que compartir e incorporar del otro, lo que crea una ventaja competitiva de asociación.

Lo negativo es que posiblemente en la pyme familiar aún existe una forma de trabajo convencional, donde hay prejuicios sobre el trabajo de los más jóvenes.

Aprender a gestionar expectativas y orientarlas a la acción es lo que permite alinear intereses que disminuyen el nivel de conflicto entre las generaciones de la familia empresaria.

2- Generación X & Generaciones Y|Z

  • Los de generación X están al medio de los baby boomers y de los Y y Z, esto los pone en un lugar de competencia con ambos.

El hecho de haber atravesado los últimos cambios tecnológicos que demandan una gran flexibilidad y capacidad de adaptación hace posible integrarlos desde ese lugar.

Son una generación clave en la empresa familiar para la transición hacia la digitalización por conocer ambos sistemas.

Aunque compiten con los Baby boomers por su prestigio y poder y con los Y/Z por su rápido acceso al mundo laboral con nuevos conceptos de trabajo.

Comparten con los más jóvenes la necesidad de lograr resultados, la flexibilidad horaria y la conectividad.

Con los de mayor edad comparten el valor de la formación y el desarrollo de niveles jerárquicos.

3- Cómo integrar la generación Builders 

  • La generación builders, ya es una generación en retirada, sin embargo, muchas organizaciones aún mantienen una cultura organizacional que se condice con la misma..

El desafío en estos casos es diseñar y planificar los cambios necesarios para contener al resto de las generaciones y que no sea esto causal de volatilidad de talentos.

Hasta aquí vimos algunos aportes sobre lo que es más importante para el trabajo de la pyme familiar, con las diferentes generaciones  y sus particularidades.

Podemos concluir que conocer las características particulares de cada generación es lo más importante a tener en cuenta cuando hablamos de pymes familiares con diferentes generaciones conviviendo en la empresa.

Esto te puede ayudar a diseñar diversas formas de trabajo en tu pyme familiar. Es posible que analices qué características distinguen las generaciones de tu pyme familiar para encontrar puntos de encuentro y generar sinergia entre ellas.

Es una manera de aportar a una mayor productividad individual y de equipo, siendo este un elemento motivador para todos.

Conclusión. 

En este post vimos algunas de las características generacionales y su vinculación con el trabajo en las pymes familiares.

Me gustaría que te quedes con estas conclusiones:

  • Cada generación tiene sus particularidades que se deben al contexto en el cual nació y la generación que la antecede.
  • Cada generación tiene su propio comportamiento con respecto a lo laboral que tiene mucho que ver con la forma que ven al mundo, este comportamiento puede impactar positiva o negativamente a la pyme familiar.
  • Es importante conocer las características de cada generación ya que sólo de esta forma descubrirás algunos aspectos claves que permiten el relacionamiento entre las generaciones.
  • El entendimiento de los aspectos claves en el relacionamiento entre las generaciones y el impacto en la pyme familiar es una herramienta a tener en cuenta para el diseño laboral y de futuro de la empresa.

Y vos, ¿a qué generación perteneces?

  • ¿Te parece que puedes aportar alguna característica que distinga a tu generación en el trabajo?
  • ¿Podrías mencionar alguna dificultad en la relación entre las diferentes generaciones en tu lugar de trabajo?
  • Espero atenta tus comentarios para enriquecer este espacio.

¿Te ha gustado el post?

Compártelo con las personas y empresas que estén considerando estos temas como relevantes en la vida de la organización.

Muchas gracias por pasarte por aquí.

Paola

Sobre Mí

Experta en Consultoría Sistémica. Licenciada en Sociología.

| Enfocada en ayudar a Pymes y Empresas Familiares aportando soluciones estratégicas para mejorar los resultados y aumentar la productividad.

| Especializada en Economía Circular para asesorar y acompañar a las empresas a identificar oportunidades de nuevos negocios a partir de los residuos.

Deja tus comentarios

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Entradas Relacionadas

>